lunes, 21 de febrero de 2011

(002) Noche de combate.

Cae la noche y la ciudad detiene su continuo deambular para que todo quede abandonado al silencio de los zumbidos eléctricos de las farolas. La calle sigue fría pero dentro del coliseo el ambiente comienza a caldearse conforme la marea ingente de personas toma sitio en sus asientos. Un combate legendario entre dos leyendas imbatidas que no invictas.

La guerra ya ha comenzado y los contendientes se sitúan a cada lado del cuadrilátero. Ella lleva calzones dorados y botas rojas, el va desnudo y sin guantes. Nunca ha peleado ni tiene intención de hacerlo. Ella continúa los calentamientos lanzando sus puños al vacío, él en cambio permanece ausente sentado en su taburete con la única compañía de una buena sonrisa.

Sabe aguantar los golpes porque lleva una vida recibiendo problemas sin ni siquiera bajarse de la cama. Tiene una piel dura y un saco lleno de experiencia. Sabe que esa noche sólo vencerá uno y no piensa caer redondo en la lona. La campana suena y todo comienza… La gente se pone en pie y la espuma sale por encima de la cerveza. Combate épico en noche de tormenta. El silencio se nota en el estomago de los espectadores.

En el ring… bailan como espejos la única pareja que sigue sin perdonase ni tirar la toalla. El titulo del más fuerte es un combate que lleva una vida entera disputándose en la intimidad de una cama con refuerzos extras en las patas.

9 comentarios:

  1. Casi tenemos un cuento completo. Como en los casos anteriores nos ha dominado el escritor que llevamos dentro y el ejercicio es justamente lo contrario. Tenemos que deshacernos de él para mostrar los huesos desnudos del argumento.
    Lo que pido es más difícil de lo que parece, yo mismo aún no he podido lograrlo y sigo peleándome con el papel.

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi me ha costado un siglo poder reducir la historia a una estructura diafana.

    Consegui dejarlo todo en la noche del combate y la presentacion de los contentientes, lo regue del enfasis de la lucha por el titulo.

    Pero pense que con eso sería suficiente para presentar la historia.

    La verdad es que nunca he sido bueno haciendo esqueletos, se donde, el porque y los personajes, el cuando y sembrar precedentes sin desvelar nada del futuro resultado.

    Podrias analizar como extraer informacion para ajustarlo a lo recomendado?.

    Se que tiene una estructura de cuento... yo suelo llamarlo como elpreambulo de la pelicula... La camara flota de fuera hacia dentro en busca de la imagen deseada.

    Pero no se como reducirlo.

    Muy agradecido de todas formas. :D

    ResponderEliminar
  3. Mejor así?


    Noche épica en el Coliseo. El aforo esta completo… y una marea de gente de todas partes se ha reunido en una temible noche de tormenta. No queda ni un alma en las calles porque están todas en el viejo estadio.

    La emoción se palpa en el ambiente, mientras los adversarios se miden el uno al otro mirándose a los ojos. La tensión puede cortarse con unas cizallas y en estos momentos el titulo pende del reloj del estadio. Nada esta seguro.

    La sangre hierve y los contendientes se lanzan sus mejores insultos. Todo esta a punto de empezar en cuanto el árbitro toque la campana.

    ResponderEliminar
  4. No. Todo lo que sea descriptivo sobra. En este caso todo al argumento se podría resumir en una frase: "va a empezar un combate". Todo lo demás es trama y detalles personales. Cuando los relatos están acabados, parece mentira lo que puede dar de sí un argumento.

    ResponderEliminar
  5. Jolines!!!...Vicent, entonces lo de las 12 lineas?...jajajaj oins yo es que soy muy formal y sigo lo que dices a pie juntillas...jajaja...es broma...ok lo practicaré en el mío a ver que me sale.

    ResponderEliminar
  6. Entonces el argumento de todo esto.

    Es va a comenzar un combate.

    La idea es eso, el resto es el atrezo que contendra la trama?

    Por ejemplo el argumento de una fabula seria la moraleja, haciendolo comparable... para que pueda quedarme claro. Voy a intentarlo con otro ejemplo de practicas, pero a este le dedicare un dia.

    ResponderEliminar
  7. No, la moraleja es una conclusión extraída a una historia ejemplar. Si bien esa conclusión (o moraleja) respondería a todas las historias con idéntico argumento o similares, esta no sería parte del argumento o, como mucho, lo sería, nada más, de su conclusión.
    Entre otras cosas, en la mayoría de argumentos realizados, nos hemos empeñado en ofrecer el comienzo de una historia, pero el argumento es, en realidad, la historia completa, pero sin detalles, sin emociones, sin colores… toda hueso.
    En estas ocasiones siempre me acuerdo de aquella tontería de… argumento: chico quiere a chica, chica quiere a chico, ambos se casan, tienen niños, aparecen las suegras y se divorcian.
    Para terminar hay que tener en cuenta que dos historias con el mismo argumento pueden ser absolutamente diferentes y en cambio dos historias con argumentos muy diferentes parecerse mucho. Por ejemplo, mi hermana y yo nos parecemos mucho, pero ella tiene la estructura ósea de una mujer, que es casi idéntica a la de mi esposa, pero entre ambas no se parecen. Con las historias puede suceder lo mismo. El argumento de las revoluciones de Egipto y Libia son casi iguales, en cambio la historia está resultando muy diferente, Libia parece tener una trama más sangrienta.

    ResponderEliminar
  8. Qué tal... Hay un combate, pelean (¿la lucha épica será trascendente?), ¿uno gana? ¿A donde nos lleva la pelea o la victoria de alguno de los contendientes? ¿Son los púgiles los personajes de la historia?, ¿o los apostantes?, ¿o un familiar?...

    ResponderEliminar

Haz tu respetuosa aportación a este texto: